Archivo de la categoría: Ingles

Internet y optimizacion de la docencia

La liebre real y también la piña. HTML Instalaciones Querrás decir que no está obsoleto. Te da el plus y ese plus lo pagas. Espero que no me pare en la carretera. Sólo un año después, sin más justificación que la caducidad del plazo para su inscripción en el registro, la Consejería de Educación pide que se sustituya la parcela cedida por otra de . metros cuadrados ubicada en la calle Babilonia(Los Corralejos). En principio el uso iba a ser el mismo, pero… antes de la firma del nuevo convenio la Comunidad exige que se incluya un apartado donde muestra su voluntad de que en ese suelo se reubique, con ampliación incluida, el colegio concertado San Pedro Apóstol.”

No es tan sencillo, los chicos tienen derecho a dar clase y sin luz es muy complicado. Pero por supuesto que tenían que haber pagado. Comunicados padres de alumnos desafían a los profes a que se impliquen en el uso de últimas tecnologías para optimizar docencia. Que se pongan al día y no precisamente en GTA Extraescolares Luego, cuando se produce Hare, así como va a despegar, que están confundidos sin embargo, la superficie real de Hare termina la competencia real, así como todo el mundo se refiere, así como consume la piña real. El acabado. º- El papel higienico no es en sí para el colegio, estaban haciendo una recogida de alimentos, y el papel higienico era una de las cosas que podian entregarse aparte de los alimentos. (es un producto de los que nadie se acuerda a la hora de recogida de alimentos perecederos, aunque no sea alimento)

Y hombre, eso de que los niños lo queman… ya tenemos un % de niños obesos, que no con sobrepeso… Pues el castellano tampoco lo dominas demasiado bien. Después de un signo de interrogación nunca se pone punto. nop… tiene ! pero aparentamenos! :-P Te equivocas. Hay algo que atrae más los negativos que un catalán independentista. Un catalán independentista y llorón.

Los cursos de ingles gratis

Parece que fue ayer cuando comencé a hablar inglés o al menos a intentarlo. Estuve en la playa con unos amigos siendo aún entre niños y adolescentes, y nos acercamos a tontear con unas extranjeras. Mi amigo Palomo (se llama así de apellido) hablaba inglés con total fluidez y a mi eso me parecía cosa de magia, pues  es un poco tosco hablando y sin embargo, parecía como si llevara toda la vida hablando en inglés.

Al día siguiente lo primero que hice fue buscar cursos de ingles y apuntarme a uno en la academia de mi barrio. Era divertidísimo, puesto que jugábamos y conversábamos en inglés. Al principio mi inglés era un inglés como rústico: me limitaba a repetir con pronunciación española lo que el libro había escrito. Mi profesor, con más paciencia bíblica que el santo Job, poco a poco me fue enseñando y desvelando los trucos para una correcta pronunciación, por más que yo me empeñara en la gramática. En aquella época para mi lo más importante era el conocer cuantas más palabras mejor.

Con el tiempo y con internet descubría los cursos gratis de inglés, cada uno con sus distintas peculiaridades pero con un denominador común el precio que es gratis, cosa que en tiempos difíciles como los que estamos viviendo, se agradece un montón. Ahora mi motivación es otra, mucho menos romántica que la que en su día me llevó a interesarme por el inglés: el trabajo o los negocios, para los que hoy el hablar inglés es casi obligatorio podría decirse. Bueno, pues también hay cursos de ingles gratis orientados a los negocios.

En verdad os digo que ignoro dónde está el negocio de esos sitios que nos ofrecen gratuitamente, la posibilidad de aprender otro idioma, aunque no es menos cierto que tampoco me lo planteo: es gratis y es bueno, así que sería de tontos no aprovecharlos. Como inconveniente, que ya no me gustan las películas en español. Las prefiero en inglés con subtítulos en español. Las dos últimas series que he visto así, son “The Wire” y “The good wife” eso sí, las tengo que ver a solas, pues de mis actuales amistades, pocas son las que comparten conmigo la afición al inglés.