Archivo de la etiqueta: Madrid

Las convicciones religiosas personales

Si es necesario (suele serlo) se va añadiendo agua cuando se va consumiendo para mantener el líquido a ése nivel intermedio, así queda más salsita concentrada. Si un hijo hija mio la tuvieran de profe lo peor que podría pasar es que yo me haria fijo a las tutorías. en cola En eso coincido contigo plenamente, no se debe imponer en un estado laico las convicciones religiosas personales de la directora o del gobierno del momento (si así fuere) hacia todo el alumnado. La cuestión en sí, desde mi intervención inicial, es que en los colegios permitieran a quien así lo decida que le sirvan una alimentación exenta de carne. Entre restricción y decisión hay un universo de diferencia). Significa que a todos los efectos es como si estuviesen estudiando en el extranjero. Son inmigrantes educativos dentro de España. Si sólo lees las noticias que salen en Meneame, te recomiendo que amplíes tus fuentes de informacion.

Muchos matones y chulos de adolescentes que yo conocía se metieron a Nacional Mossos. Alguno ni si quiera lo consiguió xD Menu Me ha gustado tu comentario, positivo! Lo raro que esto no haya ocurrido en Valencia xD xD xD xD No me gusta la homeopatía, no me gusta la superchería, pero acepto que en el mundo hay idiotas, y muchos, y que lo mejor es controlarlos y dentro de lo posible, hacer que su estupidez afecte lo menos posible a mi bolsillo y al del conjunto de los ciudadanos. desapd desapd condiciones legales y de uso    publicadas Se supone que las clases de religión, son de religión, todas de las religiones y no solo de nacionalcatolicismo.

Pues que expulsen también a esos padres. Pues a mi en concreto eso que dices me parecería mal. Hombre, lentejas para cuatro llevan más de un chorizo, jeje. PS: rectifico, eran seis. Un grupo posiblemente bastante numeroso para recibir represalias de otros compañeros. Pero en una misma ciudad, no, no es tan inmediato. Porque parece que aquí todo el mundo asume que los creyentes están forrados todos de dinero y se pueden realmente pagar colegios de la leche.

La evolución de los amoríos adolescentes

La mejor cerrajería en Madrid

Los cerrajeros lo abren todo, todo, todo.

Cómo han cambiado los tiempos.

Ser niño ya no es lo mismo que antes.

Cuando yo era pequeña, los colegios parecían colegios. Ahora son un no sé qué raro.

Yo a los profesores los llamaba de usted y ni a mí ni a ningún niño se nos pasaba por la cabeza tratarlos mal, desobedecerlos o faltadles al respeto.

Treinta años después aún los recuerdo a todos con cariño y no he olvidado lo mucho que se esforzaron por enseñarme tantas de las cosas que hoy sé.

Mi colegio estaba en medio del campo y era un edificio blanco, bonito y coqueto, con dos patios. Uno, el de los recreos, feo, hormigonado, con canastas de baloncesto y líneas de campos de fútbol para la asignatura de educación física. Otro, precioso, lleno de árboles, césped y bancos de mármol donde podías sentarte a descansar y tomar el fresco en los días calurosos de primavera y verano. Recuerdo un nogal enorme, que se llenaba de nueces cada año.

Yo iba a diario al colegio en autobús. El autobús número tres, también conocido como la chatarra. Había tres autobuses en total, que cubrían todas las zonas del pueblo y recogían a los chicos de cada barrio. El que me llevaba a mí tenía puesto un tres en números rojos, en el salpicadero, que se veía desde fuera. Así lo identificábamos. Lo de la chatarra era porque de los tres autobuses del colegio, era el más viejo. Todo el mundo quería ir en el número 1, porque era más nuevo y bonito. Aunque recuerdo que unos años después, cambiaron nuestra chatarra y nos tocó un bus más nuevo aún, que el resto de chiquillos envidiaban.

Hoy he perdido por completo el contacto con los profesores y los compañeros de clase. Y eso que de vez en cuando convocan reuniones de antiguos alumnos y la gente queda para comer o cenar y contarse sus respectivas vidas. Yo unas veces no he podido ir y otras no me ha apetecido, así que no sé qué será de ellos.

Recuerdo como si fuera ayer, que en el colegio me enamoré por primera vez de un niño. Era rubio, de ojos azules y muy moreno de piel. Tenía la sonrisa perfecta y me parecía el chico más divino y más simpático del mundo. En cambio, él apenas percibía mi existencia y estaba enamorada de una chica muy guapa y con mucho pecho. Por aquel entonces yo era delgaducha, desgarbada, fea y plana. Más o menos igual que treinta años después. Mi primer amor no fue correspondido y pasó por mi lado como una estrella fugaz.

Para consolarme, me busqué otro novio. Pepe.

Pepe no era ni rubio, ni tenía los ojos azules ni era simpático.

Su padre era propietario de la cerrajeria Madrid. Y sabía un montón de trucos sobre cerraduras que había aprendido de él.
Sabía cómo impresionar a una chica.

Me enamoré perdidamente de él, el día que abrió con el pincho de una lata de sardinas de las antiguas, el coche de su hermano mayor, y me llevó a dar un paseo romántico al campo. Pepe casi no llegaba a los pedales, pero se las apañaba sentándose muy al borde en el asiento. Junto al alcornoque del río Titú, se me declaró y me pidió que fuera su esposa.

Aún conservo el colgante en forma de llave que me regaló aquel día.

Hoy es el padre de mis hijos y el hombre que abrió las puertas de mi corazón.

Por algo es cerrajero, claro.

Mejora de la calidad de vida en el colegio

Mira crackunit    -things-i-learned-from-mental-detox-wee Por lo tanto me alegra que otras personas tienden a estar recibiendo una búsqueda dentro de reafirmar reducir los actuales afirmaciones sin fundamento de confrontación. Se trata de un piso del centro adicional de que la gente puede revelar. Training Diary es en realidad Fullviernes,de Abril de: There son simplemente una serie de ocasiones, así como conferencias que se acercan. Simplemente te indico que las terapias alternativas se están usando en la sanidad pública española como medio para mejorar la calidad de vida de personas que “somatizan problemas”. Personas que tú le das ibuprofeno y se emperran en que le sigue doliendo. Sin embargo, les mandas yoga, acupuntura y una pastilla con agua y azucar y .. “todo va mejor”. vaya, acabo de descubrir que siempre guiso y nunca estofo. :-) vaya…

Jueves, segundo podría Está claro que tomar estas medidas religiosas en un centro público es una aberración, por muchas vueltas que quieras darle. Estamos retrocediendo hacia el pasado a pasos agigantados, y eso sí asusta. Por supuesto es super útil saber qué río pasa por dónde… o que elde Enero deun rey se sacó los mocos. El guiso de ternera, aunque cada maestrillo tiene su librillo, es básicamente un “potaje” como las lentejas (mayoría de agua) pero de ternera magra y legumbres con patata. La grasa que puede soltar un trozo de, por ejemplo, aguja de ternera es grasa animal, de acuerdo que no es la mejor, pero no es tanta cantidad. Supongo que la vergüenza parte del momento que lo hicieron mientras los niños estaban en clase y no porque le embragaran todo al colegio. El sentido común cada vez mas lejos.

Me suena a que querían dar penilla y que les dejaran los muebles “para que no sufran los niños”. Si los ciudadanos siguen embobados mirando para el otro lado vamos a vivir una nueva época victoriana. También tienes otras como Síndrome del Intestino Irritable, Síndrome de Fatiga Crónica…